Oficinas y despachos

La gran implantación en edificios de sistemas de aire acondicionado tipo split que no renuevan el aire ha puesto de manifiesto en los últimos años la gravedad de un problema hasta ese momento inadvertido.

En los edificios, los índices de contaminación pueden ser elevados debido a malas condiciones internas por contaminación humana, polvo, humedad, gases tóxicos, hongos,… o bien crear cuadros absolutamente nuevos de contaminación en el interior del edificio.

En muchos casos, y principalmente en los edificios nuevos, oficinas y despachos sin ventilación natural, un alto grado de sus ocupantes presentan problemas de dolores de cabeza, nauseas, mareos, irritación de garganta, picazón o sequedad de la piel, congestión o irritación nasal, ojos llorosos, fatiga excesiva, etc. La presencia de estos síntomas se conoce como “Síndrome del Edificio Enfermo” y pueden agravar otras enfermedades.

Desde un punto de vista estrictamente económico la producción anual de las empresas disminuye debido al bajo nivel de la Calidad del Aire Interior (CAI) y la falta de control de las infecciones que contribuyen al aumento del absentismo.

La vanguardista tecnología Airpurtec de fotocatálisis heterogénea avanzada es fruto de importantes avances científicos y de investigación desarrollada por la NASA para sus naves espaciales.

Esta tecnología reproduce el mismo proceso que se desarrolla en la naturaleza tras una tormenta de fuerte aparato eléctrico en zonas terrestres con determinadas composiciones minerales purificando el aire y las superficies mediante la creación de un plasma desinfectante y ecológico que se difunde a todo el espacio interior eliminando hasta el 99,99 % de los virus, bacterias, olores, humo, polen, polvo, moho, ácaros, esporas y componentes orgánicos volátiles entre otros.

Este proceso se desarrolla mediante una lámpara de UVX de alta densidad, alojada junto a metales catalizadores o reactores en configuración de panal de abeja, compuestos por una aleación específica de metales nobles.

La energía aportada por los fotones en este catalizador y utilizando el vapor de agua ambiental genera hidróxidos, peróxido de hidrógeno, iones negativos y oxígeno. Después estos compuestos vuelven a convertirse en vapor de agua y oxigeno después de realizar su función desinfectante sin dejar residuos.

Cualquiera sea su entorno de trabajo, es probable que tenga algunos problemas de calidad del aire interior (IAQ). Pasamos más tiempo en el trabajo que en el hogar y la mala calidad del aire y la limpieza deficiente pueden pasar desapercibidas incluso en los edificios de oficinas más simples, lo que nos causa un daño significativo. Agregue a esto el sellado de espacios interiores con control climático y la falta de limpieza profunda en los respiraderos, y el resultado es que esos contaminantes nunca desaparecen. Somos la mejor solución para crear aire interior, a la manera de la naturaleza y un paso crucial hacia una fuerza laboral más saludable.

Para tener empleados más felices, es necesaria una mejor calidad del aire interior

Hoy en día, las personas pasan el 90% de su tiempo en interiores, y las preocupaciones sobre entornos de trabajo saludables continúan creciendo. El síndrome del edificio enfermo (SBS) siempre suena tan dramático y remoto, pero la realidad a menudo está mucho más cerca de lo que nos damos cuenta. La expansión de los edificios herméticos, que solo renuevan parcialmente el aire natural, ha demostrado en los últimos años la gravedad de un problema hasta ahora desapercibido. Sin embargo, incluso en lugares de trabajo no sellados, puede acumularse mal aire. En áreas de la ciudad con un alto nivel de contaminación, el aire exterior que ingresa al edificio está lejos de ser limpio. Agregue a esto suciedad, polvo, humedad, gases tóxicos, mohos y aguas estancadas en el interior, y emerge un círculo vicioso de aire contaminado. Se necesita tecnología adicional segura para agregar a los sistemas de purificación normales y para romper el ciclo.

El problema resuelto

La revolucionaria tecnología probada en la estación espacial destaca por su capacidad de atacar gases y amenazas bacterianas de manera proactiva en toda la cadena de purificación del aire. Utiliza hasta 5 procesos naturales para recrear activamente las condiciones del aire exterior fresco de una manera ecológica. Se ha demostrado que la tecnología es más efectiva que las soluciones químicas para destruir bacterias dañinas en el aire y en la superficie, virus y esporas de hongos, incluidos norovirus, MRSA, E. coli, Streptococcus spp. Utiliza dos tipos de ionización para reducir las partículas, y la luz ultravioleta y un catalizador para crear oxidantes amigables a base de oxígeno e hidrógeno para reducir los contaminantes microbianos y los olores. Además, ayuda a los costos de mantenimiento al prevenir el crecimiento de moho en los sistemas de circulación de aire, lo que resulta en empleados más saludables y gerentes de instalaciones felices.

En el trabajo

Soluciones continuas con productos fijos o portátiles

Hay beneficios reales e inmediatos aportados por la simple adición de nuestro sistema a un sistema de circulación de aire. Las unidades fijas o los productos portátiles se instalan diariamente en un número creciente de entornos de trabajo, ya sean espacios sellados nuevos de nueva construcción o espacios más pequeños y no sellados.

Nuestra gama se integra  fácilmente en los conductos de ventilación existentes, es visualmente discreta y necesita un mantenimiento mínimo. Las unidades de inducción se pueden combinar de diferentes maneras, desde una sola habitación o piso hasta soluciones de construcción completas. Las unidades Plug and play funcionan donde no hay conductos o es menos conveniente acceder (un edificio más antiguo, por ejemplo).

La ciencia: las  pruebas independientes muestran que nuestra tecnología es verde y energéticamente eficiente y el aire tratado está 99.999% libre de microorganismos dañinos, circulando como aire fresco. Solo damos resultados positivos sin tiempo de inactividad de instalación significativo.

Aplicaciones del sector:

Edificios Naves industriales
Oficinas Comercios
Despachos Residencias privadas

Beneficios

  • En menos de 12 horas, neutraliza los virus, bacterias (ej. E-Coli, Salmonella), y esporas de hongos (ej. Penicillium) en un 99,99%.
  • Desodorización, elimina por completo los olores debidos a la alta concurrencia de personas, del tabaco, de las cocinas, etc.
  • Mantiene los parámetros de calidad que están en constante aumento y alarga la vida útil de los productos, de forma que se minimiza el desperdicio y se maximiza la eficiencia operativa.
  • Tecnología activa, no pasiva  que desinfecta el aire y las superficies de los locales incluyendo zonas de difícil acceso.
  • Actúa sobre las superficies.
  • Se pueden mantener los espacios desinfectados sin pulverizar productos químicos agresivos.
  • Eliminación de biocontaminantes aerosoles y compuestos orgánicos volátiles (VOC’s).
  • Respecto a otras tecnologías, no necesita utilizar filtros, no recircula y es una tecnología activa no pasiva que  no genera ozono (en modelos portatiles es posible bajo criterio del operador).
  • Su mantenimiento es mínimo y de fácil instalación.
  • No es perjudicial para las personas, por lo que no se requiere que los espacios estén desocupados ni evacuados, las salas pueden permanecer ocupadas las 24 horas del día de forma segura.
  • Consumo prácticamente insignificante (39-75 W, dependiendo del modelo de equipo).
  • Mínima inversión y valor añadido a su negocio.